El secretario de Estado para Comercio Internacional del Reino Unido, Liam Fox, anunció un aumento en las inversiones en Irak, por un total de £ 2 mil millones, 16 años después de que Londres participó en la guerra en el país árabe, impuesta por EEUU.

El secretario de Estado para Comercio Internacional del Reino Unido, Liam Fox, anunció un aumento en los fondos entregados a Empresas británicas que operan en Irak, por un total de £ 2 mil millones, 16 años después de que Londres participó en la guerra en el país árabe, impuesta por EEUU.

En la primera visita de un ministro británico a Irak durante más de un año, Fox prometió proporcionar una inversión millonaria adicional para empresas que operan en Irak, apoyando las exportaciones del Reino Unido a este estado.

“El Gobierno británico, que trabaja en estrecha colaboración con el sector privado del Reino Unido y con nuestros socios iraquíes, tiene un papel clave que desempeñar en la prosperidad a largo plazo del país. Los 1.000 millones de libras fortalecerán significativamente nuestra capacidad para alcanzar este objetivo”, dijo Fox.

Ejército de Irak recibe nuevo lote de tanques rusos T-90S

Siemens UK ha recibido financiamiento por parte de UK Export Finance (la agencia de crédito a la exportación del Reino Unido), y ha firmado un contrato por valor de 30,2 millones de euros (£ 26 millones) para renovar la central eléctrica Al Mussaib, de 320 megavatios, en el sur de Irak, informó Sputnik.

Después de la invasión de Estados Unidos y sus aliados en 2003, Irak ha estado sufriendo las consecuencias de las caídas económicas y de seguridad. En 2018, cumplieron 15 años desde que el primer ministro británico Tony Blair entró a Reino Unido a la guerra en Irak.

La investigación de Chilcot sobre el papel de Londres en la Guerra de Irak reveló que una planificación deficiente y la ausencia de una discusión adecuada del gabinete llevaron a fracaso la política británica en este país árabe, dejando un gran número de víctimas.

Compartir: