El precio de crudo se dispara a máximos del año ante la decisión de EE.UU. de acabar con las exenciones que permitían a ciertos países seguir comprando petróleo de Irán.

El precio de crudo se dispara a máximos del año ante la decisión de EE.UU. de acabar con las exenciones que permitían a ciertos países seguir comprando petróleo de Irán.

En concreto, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, de referencia para Europa, llega este lunes a 74,31 dólares, más de un 3 % por encima del precio de cierre del pasado jueves y registrando así su mayor coste desde el 1 de noviembre de 2018, según informa la agencia británica de noticias Reuters.

En el caso del petróleo Texas, de referencia para EE.UU., el precio del barril escala hasta los 65,87 dólares, frente a los 64 dólares del cierre anterior, su mayor coste unitario desde el 31 del pasado mes de octubre y un 45 % por encima del precio marcado al cierre de 2018.

Esta subida se produce en la misma jornada en que la Casa Blanca ha informado oficialmente que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha decidido no renovar el próximo mes de mayo las exenciones que permitían a ocho países importar el crudo persa sin enfrentar a las restricciones estadounidenses.

Pese al objetivo de Washington de reducir a “cero” la exportación de petróleo iraní, había una excepción: ocho países que no estaban sujetos a las sanciones que impiden realizar negocios con Irán, incluida la compra de petróleo, a saber: China, Corea del Sur, Grecia, La India, Italia, Japón, Taiwán y Turquía.

La Casa Blanca busca que los Gobiernos de los mencionados Estados adapten sus esquemas de compra de petróleo a nuevas fuentes para cerrar los ingresos de Irán, sin embargo, el país es uno de los grandes productores y exportadores del crudo, difícil de ignorar.

Solo en China, las compras mensuales de crudo son de unos 1500 millones de dólares. En julio pasado, este país asiático contrató 17 tanqueros a la empresa iraní National Iranian Tanker Co. (NITC) para transportar oro negro.

Compartir: