Las autoridades saudíes informaron el martes de la ejecución de 37 personas acusadas de “terrorismo”, uno de ellos crucificado.

Las autoridades saudíes informaron el martes de la ejecución de 37 personas acusadas de “terrorismo”, uno de ellos crucificado.

Las autoridades saudíes informaron este martes de la ejecución de 37 personas sobre las que pesaban supuestas acusaciones de ‘terrorismo’, uno de ellos crucificado, dos días después de un ataque frustrado reivindicado por el grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) al norte de Riad, según la agencia de noticias ABC.

El Ministerio del Interior anunció en un comunicado difundido por la agencia SPA que las ejecuciones se produjeron después de que el Tribunal de Apelación, el Tribunal Supremo y un decreto real ratificaran la pena contra los condenados.

Interior señaló que las ejecuciones se llevaron a cabo este martes en las ciudades de Riad, Meca, Medina, Al Sharqia, Al Qasim y Asir. Asimismo, el Gobierno indicó que todos los ejecutados, que fueron identificados en el comunicado, eran de nacionalidad saudí.

Además, el Ejecutivo señaló que el saudí Khaled Abdelkarim al Tuegri fue crucificado, un tipo de ejecución no muy común en los últimos años.

Mientras tanto, la red de televisión Ahrar, en un mensaje publicado en su página oficial de Twitter, ha informado de que varios activistas chiíes que estaban en prisión se encontraban entre los ejecutados por las autoridades saudíes.

De acuerdo con los expertos políticos, Riad suele ejecutar a los activistas chiíes condenados en el mismo día en que lleva a cabo ejecuciones de los terroristas del ISIS para encubrir la brutal represión de la minoría chií del país.

A mediados del presente mes de abril, Amnistía Internacional (AI) advirtió que Arabia Saudí está utilizando la pena de muerte con la intención de aplastar a las figuras de la oposición. El grupo pro derechos humanos aseguró que la Fiscalía saudí está planeando más ejecuciones para quienes piden la libertad de expresión.

Arabia Saudí ejecuta en un solo día a siete personas

En reiteradas ocasiones, organizaciones y oenegés pro derechos humanos, como la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) y AI, han denunciado el aumento exponencial de la represión, el arresto y la encarcelación de activistas por el Gobierno de Riad, a los que, además, someten a torturas brutales, agresiones sexuales incluidas.

La asociación contra la pena de muerte Reprieve, con sede en el Reino Unido, dijo en 2018 que la tasa de ejecuciones en Arabia Saudí se había duplicado desde que Muhamad bin Salman Al Saud fue nombrado príncipe heredero en 2017.

Compartir: